MATERIAS QUE PUEDEN SOMETERSE A ARBITRAJE

Mediante el arbitraje se resuelven conflictos de derecho privado (civil, comercial y empresarial) siempre que reúnan las condiciones normadas por el artículo 1 de la Ley, conforme se detalla a continuación:

Controversias determinadas o determinables sobre las cuales las partes tengan capacidad de libre disposición. Es decir que la pretensión del reclamo este claramente precisado y pueda se precisado durante el proceso (ejemplo: la cuantía de una deuda o de la reparación civil; el monto de los intereses acumulados a la fecha de pago, etc.)

La libre disposición está referida a la capacidad que tienen las partes de decidir libremente sobre el uso y destino de lo que les pertenece (patrimonio) ejemplo: la propiedad de una casa y sobre la cual no exista ningún gravamen (hipotecas, embargos, etc.)

Algunos ejemplos de casos que pueden someterse a arbitraje:

NO PROCEDE EL ARBITRAJE